Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

Aceptar

Cancelar

Para no perderte ni un solo proyecto,

coloca el dispositivo en posición vertical.

; )

¿Y después qué? Todo volverá a ser igual

19/05/2020

NuevaNormalidad

Transcurridas unas semanas, en lo relativo a movilidad sostenible, volveremos al punto de partida, pues no hay posibilidad de cambio (efecto) sin que previamente hubiera una planificación y ejecución de medidas (causa).

Carlos Suárez, Madrid. Mayo 2020.

A lo largo de estas últimas semanas hemos vivido, a nivel global, la pandemia generada por el Coronavirus, cuya máxima estrategia de contención ha sido la restricción de contactos y movilidad, a niveles desconocidos hasta la fecha.

En todo este tiempo he leído y analizado muchos artículos de movilidad, en su gran mayoría de opinión, de expertos que intentan responder a como va a ser el mundo Post-Coronavirus, pues todos necesitamos planificar nuestra vida a medio y largo plazo, máxime cuando nos enfrentamos a un escenario totalmente desconocido. Es por ello por lo que también quiero dejar mi aportación sobre como será el futuro que no espera.

Es curioso ver como gran parte de los autores quieren sacar una conclusión positiva y se orientan a la idea de sacar provecho y aprender de los efectos colaterales (positivos) del confinamiento. Quizá se hayan olvidado de que el efecto de ver las carreteras vacías de coches, cielos sin aviones, calles donde ahora los ciclistas destacan sobre el asfalto (en las horas de deporte, claro), no corresponden en realidad al resultado de la aplicación de medidas urbanas, a acciones a favor del fomento del transporte público o a consecuencia de una buena planificación de movilidad sostenible, sino a una situación sobrevenida generada por una limitación brusca (y necesaria) de nuestras libertades de movimiento y a una toma de decisiones basadas en una necesidad límite de aumentar nuestra higiene, reducir nuestros contactos y evitar el roce con cualquier superficie que no esté bajo nuestro control, aumentando dicho roce al mínimo en aquellos lugares comunes o de uso colectivo.

Remarco nuevamente, no podemos ver esta situación sobrevenida como una oportunidad en la lucha contra el cambio climático y sus adversas consecuencias, pues hay que recordar que la Crisis del Coronavirus será temporal, tanto si se encuentra una vacuna como si se encuentra un tratamiento en un plazo lógico de no mas de un año, y una vez que pase todo volverá a la normalidad en el mundo del transporte incluidas sus consecuencias positivas y también las negativas, al igual que lo hará la economía, tal y como predijo el economista Simon Wren-Lewis en su estudio del año 2009 sobre el efecto de una pandemia en la economía británica1, pues el único causante de esta crisis desaparecerá.

Pero normalidad ¿Por qué?

  • Porque nuestra condición humana no nos permitirá seguir viviendo en una situación de estrés ilimitadamente, ni siquiera en el medio plazo, y acabaremos sucumbiendo a la rutina, relajando nuestras medidas, incluso aprendiendo a convivir con el virus, y volviendo a tomar las decisiones de la misma forma que las tomábamos antes del shock.
  • Porque tal y como pudimos escuchar el pasado 18 de abril en la conferencia online con el título “Pandemia ¿Oportunidad para el cambio o retorno rápido a la normalidad” promovida por la publicación “Local Transport Today2 en la acertada intervención de Cliff Edwards, psicólogo especializado en transporte, nos recordó el funcionamiento humano: “Solo unos pocos, los promotores de tendencias, cambiarán su comportamiento adaptándose a los cambios positivos que se hayan podido dar estas semanas, mientras que la gran mayoría volverán a su comportamiento habitual” en referencia a los nuevos ciclistas, hábitos de teletrabajo o la reducción de viajes.
  • Porque el éxito de nuestra sociedad se basa en todo lo acontecido hasta la fecha. Somos animales sociales, necesitamos movernos y ponernos en contacto con nuestros similares, percibir gestos, palabras, entonaciones, sentir y analizar.Cuando se habla de que, en este tiempo, se han evitado viajes ‘incensarios’, es evidente que hay reflexión sobre aquellos viajes no productivos o que no nos generaban ningún retorno, pero este análisis se da de forma constante (no solo en esta adversidad) por lo que ese hipotético ‘tiempo perdido’ debería de haber sido utilizado en otra tarea o, lo mas seguro, en otro viaje con mayor retorno. No en vano, a lo largo de la historia (desde la época de los Romanos, de cuando tenemos los primeros registros hasta nuestros días), como a lo largo de nuestra geografía (da igual que hablemos de un Zimbawense que un Neoyorkino) el tiempo que dedicamos a la movilidad ha sido siempre el mismo, solo ha cambiado la velocidad a la que nos podemos mover y por tanto la distancia a la que podemos mover en ese tiempo. Ver Blog Urbanismo y Movilidad: 70 Minutos
  • Porque aquellos que durante este tiempo pudieron actuar de forma habitual, no percibieron el cambio de hábito en la sociedad, y siguieron viendo algunos comportamientos de la forma que venían haciendo y de la misma forma que lo seguirán haciendo.Sirva como ejemplo las escenas vividas, en vergonzante primera persona, por mi (tal y como conté en Twitter) o escenas captadas por mi compañero Jorge Labordeta en la imagen que se muestra a continuación, entre otras miles. Escenas cotidianas con policías por toda la geografía española multando a ciclistas, pero no porque ellos sean unos seres malvados o de mente retorcida, simplemente porque conviven en una sociedad que no consideran la bicicleta como medio de transporte.

Ciclistas Madrid
Imagen 1. Policía municipal de Madrid multando a dos ciclistas que iban camino al trabajo el pasado 8 de mayo.

Pero entonces ¿No avanzaremos? ¿No hay solución al cambio climático?

Por supuesto que si, pero en el medio plazo, una vez que esté controlada la pandemia se producirá una regresión a la media (‘Regression to the mean’), ello solo significará que los factores sobre los que basamos nuestras decisiones han vuelto a ser los habituales, que las bicicletas volverán a ser apartadas por la ingente cantidad de vehículos que circulan por nuestras calles, que en los cielos volarán las emisiones de CO2 y que volverán las aglomeraciones en los semáforos, con sus reducidos tiempos de cruce para el peatón.

En resumen, no podemos cargarnos la teoría de la causalidad que ha sido debatida y enriquecida desde Aristóteles hasta la época moderna, pues no hay posibilidad de cambio (efecto) sin que previamente hubiera una planificación y ejecución de medidas (causa).

Por todo lo anterior, por lo que tenemos que luchar es por cambiar esos condicionantes para que la ciudadanía pueda tomar las mejores decisiones para el conjunto de la sociedad  y nuestro entorno. Y todo ello se basará en entender los condicionantes humanos, entender como funciona nuestra mente y aplicar medidas que tengan el éxito garantizado. Si se quiere promover el uso de la bicicleta, hay que empezar por proporcionar seguridad con carriles segregados (ver imagen 2 pirámide de Maslow), si se quiere promocionar el transporte público no solo se debe de utilizar el precio ,hay condicionantes como la frecuencia la adaptación horaria y geográfica o el confort mucho mas decisivos y eficaces, si se quiere mejorar la seguridad vial, se debe de reducir la velocidad, si se quiere promover la movilidad peatonal se deben de crear zonas peatonales, calmado el tráfico, mejora de los tiempos de cruce, ensanchado de las aceras. Y de ahí en adelante, no hay recetas mágicas ni atajos o bendiciones divinas que valgan.

Piramide de Maslow
Imagen 2. Pirámide de Maslow, donde se observa la jerarquía de las necesidades humanas

Pero algo habremos aprendido ¿Qué nos espera?

Un futuro mejor, sin duda, pues para nada soy escéptico, sino consecuente con la técnica.

Por supuesto que hay grandes excepciones, no en vano ciudades como Berlín, Edimburgo, París, Barcelona u otras de tamaño medio a nivel español, como Gijón, han acelerado sus planes de movilidad (previamente diseñados y consensuados) para implantar nuevos carriles bici, realizar cierres de calles y así ganar espacio para el peatón ante la imperiosa necesidad de espacio debido a una mayor demanda de distancia social interpersonal. Lugares donde se están aplicando medidas de urbanismo táctico (leer Un rinoceronte gris en la ciudad), medidas temporales que en algunos casos se convertirán en definitivas. En estos lugares veremos avances, en la línea que se venían produciendo, incluso muy probablemente, de forma acelerada. En el resto de los lugares no podremos esperar nada, pues no habrá efecto sin causa.

Respecto a la preocupante situación del transporte público y la movilidad de medio y largo alcance, en nuestros modelos estamos teniendo en cuenta dos escenarios, uno en el que se desarrollan vacunas y/o tratamientos efectivos y ello conllevaría una vuelta rápida a la mas absoluta normalidad y otro escenario mas pesimista en el que aprenderíamos a convivir con el virus, su estacionalidad o su desaparición natural. La diferencia entre uno y otro no es mas que el tiempo de adaptación al retorno de la normalidad. En realidad, ambos están conjugados nuevamente en la pirámide de Maslow, y en entender cuando recuperaremos nuestra sensación higiénica habitual o cuando dejaremos percibir el coronavirus como un riesgo para nuestra salud, cosa que, aunque ahora mismo parece una locura, sucederá.

Como opinión personal en base a lo vivido en las primeras fases de la llamada ‘desescalada’ me atrevo a pronosticar que no mas allá de ocho semanas (dos meses) desde hoy tendremos una recuperación total de la movilidad  En el corto y medio plazo tendremos una recuperación total de los viajes de corto alcance tanto de viajes de ocio como profesionales en el transporte público que se irá recuperando de la misma manera, con alguna semana de decalaje, que el transporte privado, pues para gran parte de la población no es una opción sino una obligación. En el medio plazo (septiembre en adelante) se irán recuperando los viajes a nivel paneuropeos y progresivamente los intercontinentales. No será hasta principios del 2021, cuando la actividad será totalmente la habitual, aumentada o reducida en su correspondiente correlación con el PIB de cada país.

En lo referente de la lucha contra el efecto cambio climático, desgraciadamente volveremos el mismo punto de partida que estábamos en febrero, pues sus efectos no conllevan muertes tan inminentes, y eso no parece preocupar con la misma intensidad, pero poco a poco iremos avanzando.

Una vez mas, gracias por tu tiempo y por la lectura. Ayúdanos a divulgar la ciencia compartiendo este artículo.

 

Carlos Suárez                                                                                                                                Ingeniero y planificador de transportes                                                                                                    CEO de Vectio | traffic & transport planning

 

Referencias

1Keogh-Brown, Marcus & Wren-Lewis, Simon & Edmunds, W & Beutels, Philippe & Smith, Richard. (2010). The Possible Macroeconomic Impact on the UK of an Influenza Pandemic. Health economics. 19. 1345-60. 10.1002/hec.1554.

2Local Transport Today (18 de abril, 2020). Pandemic: an opportunity for change – or soon back to normal?. Disponible en: https://www.transportxtra.com/publications/local-transport-today/news/65162/pandemic-an-opportunity-for-change--or-soon-back-to-normal-/

Buruchaga, I. (2020). Un rinoceronte gris en la ciudad. (19 de mayo, 2020) Disponible en: https://www.vectio.es/blog/rinocerente-ciudad/

Rodriguez, J. (2019). Urbanismo y movilidad: 70 minutos. (19 mayo, 2020) Disponible en: https://www.vectio.es/blog/urbanismoymovilidad/

Regression toward the mean. (2020). (19 mayo 2020), Disponible en: https://en.wikipedia.org/wiki/Regression_toward_the_mean

Causalidad (filosofía). (2020). (19 mayo 2020), Disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Causalidad_(filosof%C3%ADa)